El blog de Luisa Tomás

El blog de Luisa Tomás

viernes, 19 de noviembre de 2010

Cursiladas preinvernales varias


“Quiero amarte desprovisto de palabras y relojes. Quiero tenerte en silencio en un lugar sin tiempo ni paredes. Sin la urgencia de los besos clandestinos, sin el juicio de los que nos miran con sospecha. Quiero despertar sin prisas en una mañana sin horas. Quiero un sol que no anuncie el día ni tu huida. Quiero un amor sin lunes, un amanecer sin coches ni despertadores. Quiero atravesar contigo el otoño. Quiero a tus manos tanto como a tu alegría. Quiero para los dos el sonido de la lluvia, el humo del café y los cigarrillos, el murmullo de los ríos y las hojas amarillas de los árboles. Las tormentas y el ruido de los trenes. Quiero andar descalza por caminos que nadie haya pisado y encontrarte en ellos, en cada piedra, en cada paso, en cada herida, en cada beso. Quiero el universo que cabe en tu abrazo, no descubrir jamás el misterio que encierra tu mirada. Quiero un leve vestido nuevo para que lo mime tu tacto y unos zapatos con hebilla para que tus dedos se enreden al quitarlos. Quiero un día sin teléfonos ni ordenadores, sin trabajo y sin rutinas. El fuego y la espuma, la nieve y el bosque. Quiero un mundo sin geografía para explorarlo contigo”.

14 comentarios:

  1. Ha sido un placer encontrarte y poder leerte
    Besos
    nela

    ResponderEliminar
  2. Gracias, lo mismo digo. Bienvenida, Nela

    ResponderEliminar
  3. ANTIMADRIDISTA19/11/10 13:14

    Y no quieres mejor una Mahou?

    ResponderEliminar
  4. ¡Eh, un infiltrao! ¡Peligro! ¿Puede ser una Coronita?

    ResponderEliminar
  5. Me suena sabiniano, y me ha encantado "Las tormentas y el ruido de los trenes..." ojalá quedarán viejas estaciones de trenes con la gente resguardándose de la lluvia y muchos encuentros esperados.

    A mí, mas que cerveza, chocolate, que hace un poco de frío... :)

    P.D: La penúltima frase también es sensacional ;) Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. ¿sabiniano? Quizá, un poco. no sería raro. Llevo toda mi vida escuchándolo. Lo del chocolate suena bien.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Porqué a lo hermoso lo rebajamos llamandolo cursi.
    A mi me ha encantado, es una preciosa declaración de intenciones y ojalá consigas alcanzar tus sueños.

    (me encantan los zapatos; perdón es que soy un poco dispersa)

    ResponderEliminar
  8. me gusta que te encante, pero te aclaro: es una declaración de intenciones sólo "literaria" -lo entrecomillo para no parecer pretenciosa-. Mis sueños.... sueños son.

    Gracias.
    Sí, mis zapatos rojos son preciosos. Gracias. Te los presto cuando quieras.

    ResponderEliminar
  9. Luisa, no es cursi, para nada. Puede ser directo, hermoso, poético... Este quiero (antes decían Sabina) me hizo recordar a los Rodríguez (Quiero...).
    A mí me ha encantado esto, especialmente, el atravesar el otoño juntos, que lo condesa y lo hace mágico. Casi te imaginas que vuelas entre los árboles.
    Más cursiladas, por favor.

    ResponderEliminar
  10. Me encantan Los Rodríguez. También que pasees por aquí, Igor.
    Tomo nota. Cualquier día de éstos, en una madrugada de desvelos, duermevelas y desvaríos, me sale otro puñado de cursiladas entonces. Espero que con menos d- seguidas que la frase anterior.
    Abrazos
    Gracias

    ResponderEliminar
  11. Sin palabras, como casi siempre...
    Como veras lo he leído a pesar de que no me gusta nada como bien sabes, leer en una pantalla...
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Anónimo, me das suficientes pistas como para que dejes de serlo.
    ¿Un beso?
    Gracias
    Otro para ti

    ResponderEliminar