El blog de Luisa Tomás

El blog de Luisa Tomás

jueves, 26 de mayo de 2011

Extremo y duro. Roberto Iniesta, el genio


El último disco de Extremoduro, como el amor, hay que saborearlo poco a poco, y con gusto. "Material defectuoso" –y sólo lo he oído entero una vez, esta mañana en el coche– sigue la línea de "La ley innata". Seis canciones. Rotundas. Sinceras. Sin medias tintas. Y "La ley innata" seguía la línea de Extremoduro. Imperturbable. Incorregible. Sin fisuras. Evolución sin renuncia. Integridad desde la primera maqueta hasta hoy.

"Material defectuoso" no me ha defraudado. Quizá algo más lento –no lo cuento esto como defecto, sólo describo– que los anteriores, pero limpio, conjugando sonidos. Sincero. Crudo.
Así es el disco, así es el Robe: no quiere entrevistas, ni presentaciones, fotos ni vídeos. Ni gira, al menos de momento. Así que, o pillas el disco o na de na. Y tampoco imagino a muchas emisoras pinchando estas canciones de siete minutos. ¡Ni puta falta!

A día de hoy, esto es lo único que ha salido en los medios de comunicación, y con imágenes pasadas, claro.

Robe sigue igual, con esa voz desgarradita, inconfundible, un tanto viciosa. Yendo de lo sórdido a lo poético en un crujío. Y así, en un primer contacto, creo que el Robe sigue hablando, sobre todo, de amor.

Es un disco dedicado al amor y sus miserias; al amor y sus grandezas. Al amor con sus altos, con sus bajos, con sus desdichas y sus orgasmos. Con su ida y con su vuelta. Al amor salpicado de flores y de mar.

Robe le canta al amor y le canta a la tierra. Tan poeta como siempre, menos adornado que nunca, cada vez más Extremoduro. Más él.

Poco o nada puedo añadir que no diga él. Os invito al primer tema, Desarraigo.Tiene una intro un tanto novedosa para Extremo, pero enseguida llega un punteo que recuerda un poco a "Quemando tus recuerdos", o temas de aquellos tiempos. Y enseguida, el sueño: "Voy rapidito y me he encontrado a una princesa; me he encontrado entre sus labios cuando besan y besan".

Demostrando que no le hace falta nada ni nadie, más que aquellos que quieran oírlo, sin SGAE, sin promociones, sin fotos, sin chorradas, con la irreverencia por bandera y el amor por lema, llega el único músico libre con la energía de siempre y más novedoso que nunca. Renovarse o morir, pero sin perder un ápice de la esencia que nos volvió locos y que hoy sigue alimentando este delirio de rock, poesía, amor y naturaleza.

O como reza la contra del CD:
Al camino recto,
por el más torcido,
vengo derecho
para hablar contigo
de nuestros defectos
constitutivos



7 comentarios:

  1. Me gusta, aunque ninguno de sus discos me dejaba úna huella especial, lo veía más un grupo de algunas canciones...pero "La ley innata" me moló un montón. Y me gusta que vaya a su bola. Lo escucharé, me animo, claro que sí.

    P.D: "Standby" es su mejor canción, ¿qué no?

    Besos :)

    ResponderEliminar
  2. Ummmmmmmm. ¿Stand by su mejor canción? Me costaría mucho elegir, la verdad. Me encantan canciones de antes: El duende del parque, Tu corazón, Sol de invierno.
    Muchas del Agila: Sucede, Prometeo...
    Me encanta La Pedrá...
    La mejor, la mejor... no sé. Una de las que más me gustan.. ésta:

    http://www.youtube.com/watch?v=kujIT355xuo&feature=grec_index

    Besos:)

    ResponderEliminar
  3. Me esty aficionando a este hombre por tu culpa y la de Agustín.
    Esos versos del final... Lo explican todo.
    Es como debería, fíjate, en su irreverencia. Ni chorradas, ni fotos, ni tonterías. Para aprender de él un buen rato.
    Una reseña con corazón. Se nota
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Me alegro de haberte aficionado! La verdad, me halaga.
    Si actuara de otra forma, sería hipócrita. Y creo que el Robe, si tiene algo, es mucha verdad.
    Y sí, le pongo corazón, porque al corazón me llega.
    Bs
    Gracias
    :)

    ResponderEliminar
  5. uno de los mejores grupos de España.

    ResponderEliminar
  6. Cuchilla27/5/11 8:49

    El disco es maravilloso y él ¿qué decir del Robe?
    Me tiene loca.

    ResponderEliminar
  7. Sí, Jordim. Ahora mismo, para mí, el mejor.

    Cuchilla, el Robe es tan genial...

    ResponderEliminar