El blog de Luisa Tomás

El blog de Luisa Tomás

jueves, 14 de abril de 2011

De los fracasos y el miedo. Ah, y que los sueños, sueños son



Desde que dejé el psicoanálisis, el blog me sirve, en cierta medida, como terapia. La otra noche soñé que iba a una productora con el guión –la biblia– de mi serie (sí, ésa que lleva en ciernes un año y sin avanzar un sólo renglón meses) y que para que el productor accediera a leerlo, tenía que acostarme con su secretaria, que en realidad era un hombre vestido de mujer y maquillado y peinado al más puro estilo años ochenta. Si queréis más detalles, tenía cierto aspecto de azafata, era una mujer (cuando aún no había descubierto que era hombre) demasiado neutra, poco expresiva y sin un rasgo que la caracterizara, como una azafata de Iberia o Kate Middelton. Asépticas. Correctas. Si seguís queriendo detalles, se quitaba una peluca, resultaba ser un tío y ahí me desperté o cambié de sueño. Aún no lo tengo claro.
Qué curioso es esto de los sueños –mi psicoanalista diría que lo de curioso no es el adjetivo adecuado, pero hace tiempo que paso de mi psicoanalista–. Si fuera a su consulta tal día como hoy, él me preguntaría que si me provocaba más desazón o incomodidad el hecho de tener que acostarme con ella para que alguien leyera mi guión o el hecho de que fuera mujer. Y yo, hastiada de analizar sueños sin llegar a ninguna conclusión, diría: "Ambas cosas". Y él diría: "Explícame cómo te sentiste". Y yo intentaría cambiar de tema porque mi mente, que a veces funciona demasiado deprisa, estaría verbalizando cualquier gilipollez, quizá improvisando sobre la marcha, hilando frases inventadas sobre cómo me sentía en ese sueño (¿sería una Luisa real u onírica?), y a la vez pensando que el tío –mi terapeuta, con el ánimo en to lo alto por el pernicioso efecto de la primavera– quería llegar al meollo del asunto.

Decepcionado al no hallar en mí ni una sola palabra referida al sexo, concluiría que, en realidad, lo que me pasa es que tengo miedo a terminar el guión porque temo fracasar y que no le interese a nadie, que jamás nadie lo lea y, por supuesto, que jamás se grabe ni un segundo de esa serie. Que los sueños reales, los que pasan cuando estás dormida, son más de verdad (aunque no lo sepamos, puesto que transcurren en el inconsciente) que los sueños de mentira, que son los que se dan cuando estás despierta (es decir, cuando voy conduciendo, oigo una canción y pienso que estaría bien para terminar el capítulo en el que Candela se lía con Juan, a la altura del seis de la primera temporada).

Conclusión: no me hace falta psicoanalista para saber que tanto el guión de mi serie como el de mi corto están ideados, comenzados y nunca terminados porque me vence la idea de engordar con ellos la lista del fracaso. Así que, tal día como hoy, 14 de abril, siguen durmiendo el sueño de de los justos –y casi de los olvidados– en mi escritorio. A la espera de que algún valiente ¿seré yo? los remate. O bien los queme.

P.D.: Y encima no paran de llegarme cosas sobre la nueva temporada de True Blood, la serie que me habría encantado hacer. Menos mal que no soy de deprimirme, si no, esto, más que un desahogo, sería una carta de suicidio.



10 comentarios:

  1. Creo que me siento identificado con lo que has escrito. A veces racionalizo el miedo con la observación (obvia, por otra parte) de que el mundo ya está lleno de mediocridades, como para hacer una más y ponerle mi firma. Pero bueno, supongo que llega un momento en el que te lo replanteas y puede que te animes, espero que sea así, si el guión no convence, busca otros sitios, y haz otro guión, o historia corta con tu sueño. Yo creo que eres capaz de hacer algo bueno (iba a decir algo mejor que "Hispania", pero eso no quiere decir nada ajajajajjaja)

    Un abrazo, y ánimo, espero que continúes y lo remates. Venga, un empujón de ánimo. A por ello, valiente (un viejo de mi barrio siempre saluda así, "anda valiente, valiente..."). Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  2. QUé majo (el viejo de tu barrio y tú). Creo que uno no está convencido de lo que hace. Las historias cortas, a día de hoy, son parte de mi sueldo. Es decir, hago mis cositas y me las pagan. Mi sueño es un guión. Con las novelas no me atrevo. Si un guión son palabras mayores, las novelas son palabra de dios: Cervantes, MArías...
    Bs y gracias

    ResponderEliminar
  3. Pero, en serio que tienes un guión en el primer cajón de la cómoda o es un guión-símbolo.
    Oye, y ya puestos, podrías decir algo sobre el guión, quiero decir, "cómo se escribe una serie" o algo así. Ni idea del cómo se cose.
    Ah. Sueños. Kurosawa les daba mucha importancia. El tuyo me ha parecido de lo más ocurrente. Genial para un guión sobre un guión, el fracaso, el Madrid de hoy, sus gentes, la confusión, los coches en triple fila y todo eso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. ES verdad. Tengo un corto en fase de escaleta –por escenas ya descritas–.
    Y una serie que me está costando horrores, porque hay que mover muchas cosas a la vez y porque no hago nada desde hace tiempo. Está ideada, cerrada y pensada. En realidad, me falta ordenarla, escribir las trece sinopsis (están en mi cabeza) y dejar el capítulo piloto, al menos, en escaleta, aunque mejor dialogado. ¿Decir algo de cómo se hace un guión? Bueno, no estoy preparada para dar lecciones, pero algo podría decir, supongo.
    Y sí, yo también pensé que ese sueño es un guión sobre un guión. Sobre todo si luego buscamos la forma de chantajear al productor estafador...
    Madrid, ay, Madrid. Hoy estoy... que trino. Qué estrés, por dios.
    Bs

    ResponderEliminar
  5. !Qué sorpresa! Estoy leyendo los comentarios y veo que había leído tu entrada en la clave que no tocaba: pensaba que hablabas de escribir tu guión y de los fracasos en clave metáforica: el guión de la vida y los fracasos que todos tenemos. Pero veo que en realidad estás escribiendo uno! Pues nada, como me gusta cómo escribes y tus referentes en cuanto a series también son, en parte los míos, te animos que seguir para alante!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Qué maja, Dona. Con tanto ánimo no me va a quedar más remedio que hacerlo. Je, je. Me estáis "machacando" en el sentido más cariñoso de la palabra

    ResponderEliminar
  7. Me parece que Morfeo anda un poco revoltoso, y sin duda, nadie conoce mejor que tú tus propios miedos, y cuando ha de llegar el momento de elevarte sobre ellos, que seguro que llega.

    Un beso (y a disfrutar de tanto derbi, espero)

    ResponderEliminar
  8. ¡Cómo no te vamos a animar, si te leemos y sabemos de lo que eres capaz! ;)

    Un sueño inconfesado hasta ahora, y que a estas horas de la noche me ha venido, tiene que ver con guiones: escribir un guión, aunque fuera apócrifo, de un capítulo de Futurama :DDD

    ¡Anímate, anímate, anímate! :) Bss

    ResponderEliminar
  9. Pilar, Morfeo da mucha guerra en primavera. Casi tanta como el Madrid le va a dar al Barça. Prometido.

    Explorador, si te animas con el de Futurama me animo con el mío e intercambiamos los papeles :)

    Mil gracias

    ResponderEliminar
  10. Anónimo17/6/11 0:57

    pero salen vampiros o no?? jejejeje anda no te pongas t;imida a estas alturas y tirale a eso!!!y que te quiten lo bailao... o escrito... anfro

    ResponderEliminar