El blog de Luisa Tomás

El blog de Luisa Tomás

domingo, 4 de mayo de 2014

Un post y un temazo por un abril perdido*

Ahora que ya ha muerto, voy a componerle un réquiem. Discreto, nada grandilocuente. Porque soy más feliz desde que no te espero y dejé de esperarte en mayo. Abril es ya sólo un mal recuerdo donde no pude gritar al tener la garganta herida. Literal.

No, no hay metáfora ni ruido de sables poéticos. Tenía la garganta herida porque antes la tuve rota y quedó reparada bajo la luz cenital del quirófano, asepsia mediante. Viva la profilaxis y el antibiótico. Y la analgesia para el alma.

A los duelos de abril se les sumó el quebranto del corazón que espera. Pero no hay más, todo lo que viene se va y no hay más caricia que la del viento del presente.

Abril me robó palabras, me regaló mil horas perdidas y el borrón de no haber escrito ni una línea. Y ahora que por fin vuelvo a mi planeta, colgada de la luna en soledad, añoro de las monedas y joyas que me robó esta oscura urraca emocional y física abrileña una que reluce sobre las demás (que a su lado parecen chatarra): una canción brillante.

Un temazo que bien vale un disco entero -llamado Pólvora-, y un concierto al que no pude ir por tener la voz en carne viva, el corazón en un puño y el estómago invadido de Amoxicilina y Paracetamol. Y ahora que llevo su Pólvora en mi mano -gracias, Rebeca- y he dejado de esperar, me he tatuado a fuego en el pecho la firme promesa de ver a Leiva en este gira y de no volver a esperar jamás nada de los cuerpos que se niegan a amar cuando el miedo los descubre.

Es verdad, todo lo malo que viene se va. Y también lo bueno; de ahí la obligación moral de gozarlo.

*Todas las negritas son "frasecicas" de este temazo.



3 comentarios:

  1. Pues bienvenido sea mayo y que traiga bajo el brazo, conciertos, risas y cantos, que la vida dura poco y no hay que tenerle miedo.

    Un gusto reencontrar tu voz

    ResponderEliminar
  2. Cuchilla5/5/14 10:19

    Me encanta el post. A ver si no te roban Mayo...

    ResponderEliminar
  3. Joder con Leiva. Pues estaré atento. Vaya letra. Lo de la caricia del viento del presente me parece poesía de primera división. Me ha llegado como un trallazo.
    Sí, las cosas vienen y se van. Así es, quizá quede aceptarlo con una media sonrisa.
    Besos. Pronto llegará junio.

    ResponderEliminar